La vuelta a la elaboración artesana, el pan de toda la vida.

La masa madre natural, resultado de la fermentación de agua, harina y levaduras procedentes del propio cereal.

Amasar hasta conseguir una miga alveolada, oler su aroma a pan recién hecho, oír el crujir de la corteza, ver el resultado…

Y degustar todo su sabor.