nuestra historia

Nuestra Historia

Productor local con sello 100% natural

La historia de Rustiguet comienza en 2008 en Montcada, Barcelona, el día en el que se abrió un pequeño obrador de pan, fruto de la unión profesional de Santi y Sergio.

Empezaron con una producción de auténtico pan rústico para suministrar al comercio local. El esfuerzo y la dedicación, sumado al cuidado y selección de materias primas de calidad, como la masa madre natural, formada mediante la fermentación de agua, harina y levaduras procedentes del mismo pan, dieron como resultado un producto 100% Natural.

Fieles al objetivo inicial de elaboración tradicional y rústica de productos de alta calidad, Rustiguet se ha convertido en una empresa fuerte y competitiva, aumentando la producción y el personal. Con el paso de los años, sigue creciendo y abriendo nuevas líneas de negocio en bollería y pastelería, sin perder su esencia de fabricación de panes con sello 100% Natural.

Gracias a la visión, el trabajo y el esfuerzo humano, la fórmula ha funcionado y ha conseguido fidelizar a más de 800 clientes por todo el territorio barcelonés, siempre aportando el mejor sabor a la cocina, a la mesa y a cualquier lugar.

Calidad y servicio con el mejor sabor

Nuestra misión es clara. Queremos más que un pan, una experiencia para disfrutar con los cinco sentidos. Un pan que nos lleve a otros tiempos, al aroma de los hornos de pueblo. Llevar el mejor sabor a tu cocina, a tu mesa, a las meriendas en el campo y allí donde estés. Del desayuno a la cena, tanto en comidas saludables como en los pequeños caprichos.

Creamos productos en los que la gente puede confiar. Porque nuestros abuelos nos dieron lo mejor y queremos seguir dando lo mejor. Aportamos valor añadido a nuestro pan 100% Natural.

Volver a Rustiguet